............  
Diario Palentino - Entrevista de David del Olmo
A la Presidenta del Club Palentino de Piragüismo, Isabel Hernández Martín
«Hago deporte en casa, pero me falta el río"
David del Olmo - lunes, 30 de marzo de 2020
Isabel Hernández, la nueva presidenta del emblemático Club Palentino de Piragüismo Lurpelan se inició hace apenas dos años y medio en el piragüismo, que ya practicaban sus hijos Adrián y Álvaro. Destaca la colaboración de todos los socios
 
               
 
Isabel Hernández es desde hace unos pocos meses la presidenta del Club Palentino de Piragüismo Lurpelan. Anhela volver pronto a entrenar en el río y, mientras, lo hace en casa junto a sus hijos, Álvaro y Adrián, palistas juveniles del club.
 
¿Cómo está afrontando la cuarentena?
Tengo a mis tres chicos en casa, mi marido y mis dos hijos. Pero yo salgo a trabajar todos los días en un supermercado. Una zona de riesgo donde debes seguir unos protocolos de seguridad. Y al llegar a casa debes tomar medidas también. Te desinfectas como digo yo, te duchas, para poder estar con tu familia sin traerles nada malo. Tienes ese miedo de poder contagiar. Es una situación rara y delicada porque es algo a lo que no estamos acostumbrados. Pero hay que ser optimista, con la colaboración de todos, saldremos adelante.
    «Hago deporte en casa, pero me falta el río"¿Echa de menos el deporte al aire libre?
Sí, es algo a lo que estamos acostumbrados a diario, a una hora de deporte.
Bien sea irnos a remar o corriendo por aquí y completando con algún ejercicio.
Cuando estás acostumbrado, el cuerpo es muy sabio y te pide. Un día puedes decir que no, pero el segundo día lo necesitas y algo vas a hacer. Vengo de trabajar y aunque ahora haya mucho trabajo, necesito desconectar y para mí esa es la manera. Ahora tiene que ser en casa, pues bicicleta, saltamos a comba, con cajas de leche hemos hecho pesas. Como se puede, pero no parar.
 
¿Yel río?
Mucho, la sensación de ir remando por el río, de libertad, te falta. Puedes hacer todo el deporte que quieras en casa, pero eso te falta, esa sensación que te produce la piragua.
 
También faltan el ambiente del club y los compañeros
Por la tarde, a las cinco, te falta ese tiempo de socializar con los compañeros del club. Lothar, Rulete, Óscar, los chavales...
Te falta la gente, es tu día a día. La gente del club que está ahí todos los días. Esa chispa nos falta ahora.
 
¿Se mantienen en contacto?
Tenemos un grupo de whatsapp y ahí cada día hay mucha actividad. Los chavales tienen el suyo propio. Eso es bueno, estamos en contacto, todos bien. Hay varios que también salen a trabajar, Óscar, Raúl, Jorge o Santiago. El resto se quedan en casa y hablamos y nos informamos por el grupo. También se están haciendo mascarillas, Dani está colaborando, yo estoy haciéndolas también.
 
¿Son optimistas?
Esto va a durar mínimo dos meses. Hay momentos donde alguno está más decaído al estar tanto tiempo en casa, más los adultos que los niños. Y en el grupo la gente anima, es fundamental ser optimistas. Tristemente hay gente que se va a quedar, hay que tener mucho cuidado con la gente mayor. Pero hay que tirar hacia adelante, es lo que nos ha tocado vivir.
 
Primero empezaron sus hijos en el piragüismo
Álvaro y Adrián empezaron un año antes. Desde pequeños jugaron al fútbol, pero su padre y yo siempre hemos hecho deporte con ellos. Con 12 años fuimos a hacer el descenso del Sella de forma lúdica, nos divertimos mucho. Y al acabar el verano, no había fútbol de su edad en Dueñas y les dije que debían hacer deporte. Buscamos opciones y me acordé del Sella, busqué en internet y encontré el Club Palentino de Piragüismo. Llamé por teléfono y Fernando [Delgado] me dijo que fueran a probar. Y están encantados desde el primer momento, con los chavales y los mayores. Al principio les llevaba y yo me iba a correr. Y luego de ahí salió lo mío.

 
¿Cómo se inició?
En otoño del 2017, viendo a mis hijos paseando por el río con las piraguas, le decía a mi marido que había hecho el último triatlón y había oído hablar de un cuadriatlón, añadiendo el piragüismo a la bici, la natación y la carrera. Y dice, pues oye, habla con Fernando a ver. Hablé con él y ese otoño, cuando el agua empieza a estar fresquita, empecé. Me caía de vez en cuando, pero nunca tuve malas sensaciones, tanto Fernando como  el resto, Víctor, Elvira, me han sacado del agua en algún momento. Pero nunca he tenido la sensación de no poder con ello. Porque ya no soy una chavala. Pero si me caigo, salgo, me cambio, me vuelvo a meter en la piragua y sigo. Ya dejaré de caerme. Poco a poco avanzo y estoy muy contenta. Lo del cuadriatlón lo tengo en mente, algún día lo haré.
.
Y de ahí a la directiva
Pronto llegó el Campeonato Provincial y ya fui a la regata. Ahí ya compites, te gusta, te relacionas con la gente del club. Al año siguiente Raúl [Negrete, anterior presidente] me propuso ser la secretaria. Yo, por ayudar, ningún problema. Al año nos dijo que estaba un poco saturado y lo dejaba, que qué me parecería ser la presidenta. Dije que no tenía tiempo, pero lo pensé, por la gente, los chavales, por el trato que me han dado desde el principio. Hablando con Raúl y Fernando, me lancé. La verdad es que tengo mucha ayuda de todos. Incluso ante algunas situaciones que ha habido algo más delicadas, me quito el sombrero porque en ningún momento se han apartado.
Hábleme un poco del club
Somos 78 socios. A competir vamos menos. Algunos van a entrenar a diario pero solo compiten en dos o tres regatas al año. Pero a entrenar están y todo suma. Organizamos el Provincial, el Ascenso y descenso del Carrión en San Antolín y la regata del Carrión de Velilla. Y colaboramos en el Memorial Chema Martínez de Alar para chavales. Como patrocinadores del club tenemos a Grúas Mundo, Lurpelan, Neoris, el Patronato Municipal de Deportes del Ayuntamiento y el Servicio de Deportes de la Diputación. También el año pasado para la regata de San Antolín pedí patrocinio en mi trabajo, Supermercados Froiz, y nos dieron el agua. Este año he vuelto a pedirlo para el Provincial y nos han vuelto a ayudar. Y pedí a Facundo para el Provincial y nos dieron
chaskis para los palistas.
Se siente muy apoyada
La junta directiva está ahí en todo momento, pero no solo ellos, los socios también me ayudan y aconsejan. Raúl está ahí en todo momento, Óscar igual. Raúl y Víctor Alonso llevan las redes sociales, nos informan de todo. El entrenador es Fernando Delgado, que dedica su vida al club. Dani López es el encargado de material y asigna las piraguas a los chavales conFernando. Javi Domínguez arregla cosas que se van rompiendo. El tesorero es David Alonso. Y de vocales, Samuel Asenjo y Álvaro Domingo con su saber de este deporte. Si acepté es porque tenía el apoyo de todos, de la junta que he elegido y del resto de socios, que siempre suman.
 
¿Qué necesidades tienen?
De piraguas, viendo el nivel que hay en las regatas de los chavales. Nos haría falta mejorar eso, pero con lo que hay vamos tirando. En la instalación este año el Patronato nos ha hecho un lavado de cara por dentro, de vestuarios y duchas, que nos viene muy bien. Y nosotros vamos haciendo arreglillos.
Y nos falta que se sepa más en Palencia que hay un club de piragüismo. Yo vivo en Dueñas, pero que en Palencia la gente no sepa dónde está el club... Me sorprendía, cuando Jorge Alonso, Santi Guerrero, Diego Cosgaya o Mara Santos son internacionales. Un deporte tan bonito, con las sensaciones que ofrece. Por eso me gustaría decirle a la gente que vengan a conocerlo, que lo prueben.
 
Y que lleguen nuevos integrantes jóvenes
Sí, para que haya cantera. Estos días hemos pedido a los chavales del club e hijos de los palistas, que hagan un dibujo para ilustrar el cartel del cursillo de verano que hacemos. Y hemos pensado el vicepresidente, Óscar y yo, extenderlo a todos los chavales que ahora están en casa, que nos manden sus dibujos (clubpalentinodepiraguismo@gmail.com) de cualquier deporte para subirlos a nuestro perfil de facebook. Así nos conocerán y cuando acabe la pandemia pueden venir al club con sus padres y probar.
¿Qué debe hacer quien quiera conocer el piragüismo?
Venir al club [junto a la piscina de Santa Marina], solemos estar por las tardes desde las cinco menos cuarto, a partir del martes. Preguntar por Isabel o Fernando, aunque cualquiera les va a informar. Solo se necesita saber nadar y tener ganas de practicar deporte. La piragua se la dejamos. Poco a poco irán aprendiendo. Tienen acceso a un gimnasio y vestuario con duchas. Ycuando hay regatas les llevamos nosotros.
¿Quizás los padres tienen un poco de miedo por el río?
Yo como madre nunca le he visto peligro. Van con un adulto con muchos años de experiencia, los que empiezan van con Fernando, Raúl también ayuda. Llevan chaleco salvavidas. Si se caen no pasa nada. Otra cosa es que este más o menos fría, pero peligro no hay. Y en verano les encanta. En el pasado cursillo estaban con Víctor y Edu. Y no se caían, casi se tiraban.